Las experiencias forjan nuestra vida. Estas son algunas de la mías: 

Desafiando pronósticos.

Llegué a este mundo en 1972, sin muchas expectativas por parte de los médicos, ya que mi madre había tenido un embarazo complicado. Al final nací sanísimo y chico, después de cuatro chicas  (mis hermanas). 

Vamos a ser los mejores.

Con 9 años me pasaba el día jugando en la calle, sobre todo al fútbol. Con los amigos de la urbanización donde vivía formamos un equipo de futbito y a los 10 años fuimos campeones de Aragón de futbol sala. 

escanear0019.jpg

Buscando nuevas experiencias.

A los 13 años les dije a mis padres que quería ir a un seminario. Siempre me atrajeron los misionarios y en aquella época quería ser cómo ellos. Aunque ya sabes, la adolescencia es una época de muchos cambios y después de 2 años lo dejé. Sin embargo tengo recuerdos muy bonitos de esa convivencia en comunidad. 

escanear0004.jpg

Sin rumbo profesional.

A los 21 años decidí dejar la carrera de Físicas y comencé mi periplo laboral: repartidor, camionero, vendedor, supervisor logístico, bombero en Opel España, gestor operativo en empresa de publicidad y algunos otros más. El denominador común era un vacío interior que cada vez era más hondo.........

Al final la enfermedad llamó a mi puerta y fué mi mejor maestra. A partir de entonces comencé la búsqueda de aquello que me permitiera vivir con plenitud.

reflexión parque.jpg

Hasta que...

Apareció en mi vida la filosofía práctica, el voluntariado, el coaching transpersonal y otras disciplinas de crecimiento personal que avivaron el anhelo que siempre había tenido de ayudar a las personas a través de mi profesión.

Y.......¡Ajaaaa! Hoy me dedico  con pasión al coaching personal y profesional y soy feliz acompañando a las personas a vivir desde la serenidad y a conectar con su inmenso valor para aprender, progresar y tener una vida más plena.

Me siento orgulloso, pleno y honrado por la vida de poder hacer esta noble labor.

IMG-20190909-WA0025.jpg

Escuchar la voz adecuada.

La vida me ha enseñado que hay una voz mucho más importante que cualquier otra y que ignorarla lleva al sufrimiento. Es la voz del CORAZÓN, escucharla y seguir sus intuiciones lleva a la felicidad.

IMG_0604(1).JPG

Si quieres escuchar con más claridad la voz de tu corazón te invito a formar parte de mi grupo de Facebook "EXPANDE TU MENTE CREADORA" y verás cómo aprendemos y ponemos en práctica muchos recursos para tu crecimiento personal.